Delaossa

Delaossa

Nacido y criado en el emblemático barrio malagueño de El Palo, Delaossa es el MC que más y mejor ha sabido extrapolar su aprendizaje artístico y vital a todos los lugares que visita, físicos y mentales.
Tras haber curtido sus habilidades durante años, a día de hoy su música ha fermentado en un estilo absolutamente único, pues nadie suena, transmite ni evoca como el paleño. Un perro andaluz (2019) supone, indudablemente, un antes y un después en la madurez de su carrera. Como si de un movimiento de vanguardia se tratase, sobre el lienzo de su personalidad se han enfrentado la tradición con la modernidad, el ojo con la navaja, lo figurativo con lo abstracto, en una continua búsqueda sin certezas. Puro proceso que no se detiene.
Si Picasso dijo aquello de “yo no busco, encuentro”, Delaossa busca algo que no tiene nombre, que no define; que, como antaño afirmó Mallarmé: no mata, sugiere. Surca la deriva desde la jábega, navegando acompañado (J. Moods, Space Hammu, Recycled, Nicki Nicole, Kiddo Manteca, Hard GZ…) por las aguas y las sales de la sonrisa, el llanto, el amor, la duda, la paz, la guerra. Y como el ‘kintsugi’, siempre orgulloso de las cicatrices. Tras las gafas de sol, brillan unos ojos verdes.
Desde La Tour Liffee (2020), la catarsis de Delaossa está dando los frutos más dulces. Marinista de la palabra, descorcha la botella respirando profundamente desde la terraza. Abraza a su gente. Sonríe y alza el vuelo.
—Sebastián Arteaga